De San Clemente no sólo merece la pena su núcleo urbano, sino que no está de más perderse por sus alrededores, acercarse a disfrutar de Rus, auténtico oasis en mitad de la Mancha, o descubrir edificios que aunque han perdido su función siguen conservando su imponente presencia. En San Clemente hay mucho por ver y mucho por descubrir.

-Ermita de Rus, s.XVII


  Estilo rococó. Ermita de una sola nave en forma de cruz latina. En el exterior se aprecian las cúpulas con linterna del crucero y del camarín de la Vírgen. En el interior aparece una decoración que juega con la moldura y la filigrana.






-Santiago de la Torre, ss.XI-XII


 









De planta cuadrada con cubos en las esquinas, tiene un gran patio central en el que se sitúa la torre del homenaje, de planta rectangular. Existía una entrada primitiva de arco de medio punto, y sobre ella un balcón sostenido por grandes zapatas decoradas. Alrededor de la muralla, almenas y matacanes. 
  Está situado en un gran llano y forma un conjunto con varias viviendas bajas y una ermita. Se encuentra a unos 12 km de distancia de San Clemente.


-Venta del Pinar, ss.XVIII-XIX



  Lugar de parada de las diligencias que hacían el trayecto Madrid-Valencia-Madrid. Se hizo célebre por ser el lugar de nacimiento de nuestra ilustre paisana Sor Patrocinio de las Llagas.
  Edificio de planta rentangular y dos plantas, con cubierta a cuatro aguas. Portada principal de piedra adintelada con friso grecado, hornacina superior con pilastras y remate en cubierta con frontón triangular.


Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom






 








 

 

 

 

   

 

   

   
 



 

 

 

   
  


 
© 2017 Turismo San Clemente | Todos los derechos reservados | Aviso Legal